Páginas vistas en total

sábado, 13 de julio de 2013

El rol del periodismo. Por Claudia Ainchil


El rol del periodismo tantas veces bastardeado, tomado entre las manos y llevado por caminos inciertos.
Es el eje del oficio querer entrevistar. No todo el mundo quiere ser entrevistado, es cierto, y quien se niega está en su derecho.  Sin embargo, distinto es manifestarse  a favor de la libre difusión, y cuando un medio alternativo  solicita una entrevista se desencadenan idas y vueltas de mails nunca llegándose a concretar el encuentro. Treinta días donde abunda el “escaso tiempo” ya que media hora representa cierta eternidad que rompe agendas.

Los personajes periodísticos públicos no siempre tienen espacio disponible para dedicárselo a un medio digital. Claro que ser llamado personaje público ubica a la persona en un rango al que no todo el mundo tiene acceso. Cuando ocurren estas brechas me pregunto hacia donde se dirige el periodismo. Que es ser periodista y bajo que parámetros los unos y los otros se encuadran.

Milito la palabra, es el instrumento para llegar a quien quiera escuchar. Representa la comunicación, no la anti comunicación rugosa que provoca distancias. El periodista pregunta. El entrevistado responde. Es ahí donde emisor y receptor se unen. Eso no ocurre cuando los dimes y diretes del puedo, no puedo, termina en puntos suspensivos. El periodista  preguntón queda esperando  el día fortuito que posiblemente no llegue y el periodista que quizás va a ser entrevistado queda atrapado en quien sabe qué historia. También puede ser un entrevistado militante, un político,  un escritor(editado o inédito), un músico, que hace silencio sin contestar si o no ante el pedido. Acá es donde el ceño se paraliza. Una difícil misión entreverada con la suerte, el azar.

De la época en la que solamente existían los medios de difusión convencionales  se ha ampliado el hecho comunicacional. Internet a través de los portales de noticias, las radios online abrió un punto de partida para difundir lo que muchas veces en los grandes medios no sale. Quien este en Argentina o China puede, a través de una computadora, tener acceso a una información o programa de radio que antes resultaba imposible.

Es tecnología usada para informar en tiempos donde se habla si los diarios en papel seguirán o no existiendo. Creo que una cosa no invalida la otra. Al contrario, cuanto más medios convencionales y virtuales existan, el puente se amplia y el rol comunicacional refuerza la esencia del periodismo.

Hay que militar la palabra, es tan extensa y necesaria como el oxigeno. La palabra es el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.